Los mejores tratamientos faciales

Actualmente existen tratamientos faciales para mejorar nuestra piel y mantenerla joven el mayor tiempo posible. La apariencia siempre ha sido una parte fundamental del ser humano y en estos momentos se ha hecho aún más importante. Sobre todo cuando modelos y artistas son el patrón a seguir.

En vista de su alta popularidad, las personas han optado por embellecer y mantener su lozanía. Para esto hay que aclarar que debemos ponernos en manos de profesionales expertos, porque, lo creamos o no, estos tratamientos si no son aplicados correctamente pudiesen causar efectos secundarios graves.

Hay una alta gama de métodos para la piel desde una cirugía facial hasta una limpieza profunda de cutis, todos pueden ayudar a mejorar la apariencia fresca que todos deseamos tener por mucho más tiempo.

¿Cuáles son estos tratamientos faciales?

Existen procedimientos faciales pocos invasivos que se están actualizando y aplicando constantemente, entre los que tenemos:

  • Ácido Hialurónico: ayuda a cicatrizar, curar heridas y minimizar el envejecimiento cutáneo.
  • Reafirmantes: combate la flacidez aminorando el impacto que tiene la falta de colágeno y elastina en el rostro (a partir de los 30 años). Dentro de las técnicas reafirmantes se encuentran los masajes y ejercicios faciales, oxigenación de la piel, aplicación de botox, entre otros.
  • Antiedad: existen refrescamientos del cutis sin necesidad de pasar por un bisturí, para ello, aparte de los tratamientos aquí nombrados, se puede aplicar el fotoenvejecimiento, micropeeling, mesolifting, etc.
  • Pieles problemáticas (acné, manchas, aspecto grasoso): los procesos que se aplican a estos cutis, aparte de una rutina de limpieza diaria y poder controlar y curar las afecciones, se encuentran productos como el retinol (ácido retinoico – retin A), peróxido benzoico, sulfuro o ácido salicílico, que vienen siendo algunas de las sustancias requeridas para la regeneración de la piel.
  • Láser: se regenera el tejido cutáneo, reduce arrugas y manchas. Entre las primeras sesiones el cambio es visible hacia un efectivo rejuvenecimiento, aunque la recuperación es algo larga.

¿Dónde se realizan y a qué edad es recomendable aplicarlas?

Estas técnicas, por lo general, se realizan en clínicas estéticas, centros de belleza y otros lugares que cuentan con profesionales especializados en aplicar cada uno de estos procedimientos sobre el rostro. En estos casos es recomendable e importante verificar la capacidad y la experiencia que tiene el especialista que los ejecuta, los productos que utilizan, qué efectos tienen, etc.

La tendencia es comenzar a realizar estos tratamientos a partir de los 30 años, en caso de querer mantener la lozanía, la firmeza y la suavidad. Para combatir problemas mucho más agudos, ya sea por el paso del tiempo, cicatrices o arrugas profundas, acné, entre otros, se deberán atacar teniendo en cuenta el tipo de cutis, la edad, etc.

El colágeno

Otro de los tratamientos efectivos que se ha aplicado por dos décadas es el colágeno oral. Se ingiere una dosis aproximadamente de 10 gramos de colágeno, con esto podemos ayudar a nuestra piel contra el envejecimiento, aportando la elastina y resistencia a los tejidos cutáneos e incluso al organismo en general.

Los últimos estudios sobre este procedimiento oral y forma de prevención antiedad, es que puede ayudar significativamente en los primeros estados de enfermedades como la osteoporosis, artritis, flacidez por pérdida de peso, etc.

También ofrecen otros beneficios después de la piel, en los que casi de inmediato se puede observar el retraso de aparición de arrugas, protección, nutrición y generación de otros tejidos con colágeno, como articulaciones y huesos.

Evidentemente, los avances de la ciencia están marcando un antes y un después para mantenernos lo más joven que se pueda. Sin embargo, debemos también tener una dieta balanceada, hacer ejercicios y alimentar el alma, esto siempre aumentará nuestra estima.

No podemos dejar todo en manos de cirujanos, médicos y especialistas estéticos, si bien nos ayudan a mejorar la belleza externa, la interna deberá ser cultivada por nosotros mismos.

 

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *