sombrilla de brezo

Playas de interior, la nueva sensación

El verano es la época que más turistas eligen para visitar nuestro país. Las playas, el buen ambiente, la comida y sobre todo el calor es lo que atrae a muchos turistas a nuestra península.Hace tiempo que los negocios se han percatado de ello y cada vez vemos más terrazas de las comunidades del centro imitando a los chiringuitos playeros. Las sombrillas de brezo, la arena artificial o las luces de colores son alguno de los elementos que usan. Y es que hace mucho que dejó de decirse “vaya vaya aquí no hay playa”. Pues cuando el calor aprieta da igual que se trate de agua salada como de agua dulce y de una piscina que nos apetece ese ambiente.

El ambiente playero y las tendencias Hawaianas y del Caribe hace mucho que han conquistado Europa. España, al ser el país más caluroso de todo el Mediterráneo es capaz de reproducir el Caribe hasta el más mínimo detalle. Tanto si eres particular como si estas pensando en montar un negocio no hace falta que estés en primera línea de playa o que sea verano para poder montar tu chiringuito playero. En este post te contamos un par de trucos para conseguirlo. Si lo que quieres es montar una playa artificial interior bastará con un par de cosas.

Decora el minibar o la mesa dónde quieras poner las bebidas con brezo, así, aunque no sea de madera le dará un toque natural. Acompaña esta decoración con un techo artificial también del mismo material.

Podrás usar palets para hacer una mesa baja y sus asientos. Con un par de ellos y unos cojines conseguirás el efecto playero deseado, si además le añades un cristal encima del palet de la mesa evitarás que se estropee si le cae algo de comida o de agua.

Para el suelo opta por opciones más cómodas que la arena y elige césped artificial. Ya que con la arena al no ser que sea un espacio muy bien acotado tendremos el problema de que se expandirá a lo largo de todas las estancias, además es muy difícil de limpiar. 

Mientras que con el césped, una vez se estropee podrás reemplazarlo por otro, no ensucia tanto y en invierno también lo puedes utilizar.  Acompaña  esta decoración con unas chanclas playeras para tus invitados. Si las colocas en una cesta a la entrada de tu rincón playero con varias tallas le darás un toque muy personal. 

En cuanto a las luces,podrás elegir entre dos tipos.  Opta por velas pequeñitas para adornar la mesa o mesas en las que os vais a sentar, ya que su luz de noche es muy tenua y relajante.

Además conseguirás ahorrar en luz y transmitir la tranquilidad que transmite la playa por las noches. Mientras que para las luces del techo y las del “chiringuito”  la mejor opción son luces con bombillas de colores. Estas bombillas nos transportan directamente a la playa además de que de por sí no emiten demasiada luz. Además tienes muchos modelos para elegir entre bombillas de luz blanca, de colores o bombillas que se enciendan y se apaguen.

Y para darle un último toque ¿por qué no  añadirle las típicas sombrillas playeras? Las sombrillas de brezo te darán este efecto  y no te preocupes por el techo puesto que se pueden adaptar a diferentes alturas. Pon una sombrilla de brezo por cada mesa que quieras poner y un par de luces colgando de ella. Tus invitados o tus clientes pensarán por un instante que de verdad se encuentran en la playa.

¿Y el toque  final? Añadele la típica decoración playera, sirve las bebidas en cocos o piñas vaciadas, pon música chillout bajita y usa cubiertos, manteles y vasos de colores alegres.

Con estos sencillos trucos ya no te hará falta ir a la playa o esperar a que sea verano para disfrutar de esa sensación. Llueve, nieve o truene tendrás una playa durante todo el año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *