La importancia de tener un consultor SEO trabajando para tu empresa

Las empresas del presente necesitan ocupar visibles espacios en Internet para adquirir prestigio. Pero no se trata simplemente de comprar anuncios publicitarios, o hacer publicaciones: se necesita un consultor SEO para organizar las estrategias publicitarias.

El ciberespacio es un lugar donde se ubican los nuevos clientes y las oportunidades de negocio. Esto tiene un significado en el presente, pero también nos impone echar una mirada hacia el futuro. El marketing digital no es solo para vender, sino para venderse.

Por lógica, el asunto va más allá de publicar mucho, o en diversos espacios. Más no siempre es mejor en el mundo publicitario de la web, mucho menos si partimos desde el desorden. Lo repetitivo de nuestros anuncios se puede traducir en una mala fama.

La diferencia entre el Spam y la excelencia en el servicio

En las redes sociales el Spam es condenado por los usuarios y mientras son más jóvenes hay una mayor consciencia de dicha condena. Hoy en día, repetir la publicidad de forma inescrupulosa es sinónimo de virus, hackers y fraude.

Esto es porque el marketing digital no se parece en nada a la compra de espacios publicitarios en radio y televisión. Como en el ciberespacio interactuamos directamente con el usuario los riesgos son mayores. Las ofertas falsas abundan cuando estamos en línea.

Las nuevas audiencias además entienden cuando están frente a empresas y productos de prestigio. Las visitas, el posicionamiento web, “likes” y comentarios, son los nuevos indicadores de prestigio. Si otros creen en el producto, el resto también.

La figura del consultor SEO

Esto nos lleva a la importante figura del consultor SEO dentro de una agencia SEO. Este no es necesariamente un publicista, diseñador gráfico o programador de informática. Más bien, es un estratega que estudia los elementos de la compañía y diseña la imagen adecuada para Internet.

Un consultor SEO no lo hace necesariamente a través de campañas de Facebook, o YouTube. Para este experto es indispensable, la página web de la empresa y las redes sociales son su principal tablero de ajedrez. Este desarrollará los espacios propios de la compañía para hacerla dominante.

Todo se basa en el posicionamiento web. El objetivo del consultor siempre será garantizar que nuestro portal digital aparezca en los primeros resultados de las búsquedas en Google u otros buscadores. La finalidad: ser la primera opción a las inquietudes de los usuarios.

¿Qué ganamos posicionando nuestra página web?

Imaginemos que alguien inexperto busca como destapar una cañería. Si nuestra compañía se encarga de servicios de fontanería y es capaz de aportar una solución, seremos la primera opción de ese posible cliente.

No está restringido a personas que realizan alguna búsqueda en Google. Son millones los que tienen la misma inquietud y nosotros podemos ser los primeros en responderla. De esa manera, adquirimos prestigio y por qué no, nuevas ventas o contrataciones.

Con el tiempo, una empresa bien direccionada puede convertirse en un referente mundial en Internet. Se puede dominar el negocio al menos en nuestra lengua materna, lo cual ya es bastante. Y si somos buenos consejeros, también seremos excelentes ofreciendo un servicio.

El SEO ha evolucionado

Hasta el momento, solo hemos abordado la concepción más clásica de las prácticas para posicionamiento web. En la actualidad, se manejan estrategias y conceptos más complejos como WPO, SEM, Geo SEO, linkbuilding, etc.

No se trata solo de escribir bien, o tan solo manejar palabras claves. Los consultores de hoy en día dominan conocimientos muy especializados sobre informática y reglas de los buscadores. En conclusión, las oportunidades son inigualables sin contratamos a este tipo de profesional.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *